Banner
Acompañamiento Terapéutico Rosario grupo de personas en cancha
Acompañamiento Terapéutico Rosario personas en evento
Acompañamiento Terapéutico Rosario personas en bote de pedal

Presentación

El Acompañamiento Terapeútico (AT), surge a mediados de los años 60 en Argentina. Aparece como un recurso dentro del campo de la Salud Mental, que transitaba en ese tiempo por nuevas teorías y búsquedas de alternativas a la lógica de la Psiquiatría clásica y su modelo manicomial, basado en el aislamiento y la marginación de los pacientes psiquiátricos graves.

Las condiciones para poder pensar en subvertir estos lineamientos devenidos “hegemónicos”, pueden leerse en el avance de la Psicofarmacología y las nuevas posibilidades que brinda frente a los padecimientos psíquicos severos. Así, el Acompañamiento Terapéutico se vuelve una herramienta para abordar estas patologías consideradas anteriormente como intratables, incurables, condenadas al confinamiento asilar. Se trata de una práctica pensada para acotar, o incluso evitar, la internación psiquiátrica.

En cuanto a las funciones que debe cumplir un AT, las mismas serán pensadas en consonancia con la singularidad de cada paciente y de acuerdo a la estrategia terapéutica que las dificultades propias del caso hayan dado lugar. Sin embargo, se podría decir que hay dos cuestiones que atraviesan y trasciendes las particularidades del caso por caso. Se trata de la función de contención y socialización, en tanto el AT se inserta como dispositivo en la vida cotidiana del paciente, que puede desplegarse entre su propio domicilio particular o diversas instituciones (educativas, terapéuticas, etc.).

También estamos en: